el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

De Luna

Si se congela te impacientas.
Si la miras te atormentas, le cantas, le rezas versos de cometas.
Hoy es roja y te serena.
Rodeada de estrellas que refleja… y volvemos a empezar.
 
Cada noche prisionera de un mundo que da vueltas, y no te deja en paz.
Novia y compañera del marinero, luz del vagabundo, guía de mi vida,
ya no me dejes más.
 
Que me muero. No sólo yo, también el cielo.
Si te vas, se acaba un verso no habrá otra ridícula canción de amor.
Dime que volverás.
Si decides romper el ciclo de tu desfilar.
La noche no será más que un profundo huracán,
que arrastra nuestras vidas a naufragar.
 
Amor, soledad y desamor, sin tu amparo nada son.
Porque esperando tu llegada al anochecer,
convierto en consuelo fingido mi desolación,
dime luna ¿qué haré? cuando decidas no volver.
 
Hoy eclipsaste, ayer menguaste, siempre enamoraste al sol,
que te sigue muy deprisa, y siempre llega tarde cuando no estas.
Y llora amargamente al no poderte ni mirar,
sufre intensamente tu elegante despreciar.
Celoso de que el mundo se enamoré de ti,
que te hablé, que te mire, que se amen frente a ti.
Y sigues ahí…
 
Ya sólo quiero cerrar los ojos e imaginarte como hoy,
roja, reflejada por tu pretendiente infinito, el Sol.
Que te hace ver más bella, más soñada.
Que hoy te eclipsó para consolar mi corazón. 
 
 
Gabriel Revelo
Marzo 2007
Anuncios

Ninguna respuesta to “De Luna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: