el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

Palabras perdidas

Justo en éste momento, frente a mi se descubre una de las mejores vistas posibles de la Ciudad de México. Apenas comienza el año, situación que favorece la ausencia de contaminación. Desde mi envidiable posición diviso la zona de unidad habitacional de Tlatelolco, el aeropuerto y el cerro del Chiquigüite. Si giro un poco a la derecha, el aspecto es otro: El edificio de la Lotería Nacional, algunos hoteles y modernas construcciones de Reforma, e incluso la antena de Televisa Chapultepec. Con la mirada sigo peinando el paisaje. A lo lejos distingo la cúpula de una Iglesia, la Torre Mayor, y si me esfuerzo un poco, el moderno y enigmático rumbo de Santa Fe. La torre de Petróleos Mexicanos y el Toreo de Cuatro Caminos también hacen acto de presencia en mi escudriñamiento visual. 
 
La Ciudad a las tres de la tarde: eso miro ahora. Luego regreso a ésta hoja blanca rayada con mi pésima letra color azul turquesa, proveniente de uno de mis bolígrafos. Más tarde, esas letras serán palabras, cuidadosamente tecleadas en el monitor de una computadora. Después lo subiré a mi Blog. Y si tengo suerte alguien (ósea tú) lo leerá.
 
Así viajan las letras hoy en día. De una hoja a una pantalla. De un celular a un correo electrónico. Todo el día lanzamos frases, mensajes, ideas. A la vez, somos bombardeados por otras miles de palabras que nos dicen todo, y también nada. 
 
Estoy en el último piso de la Biblioteca José Vasconcelos. Ante un ventanal enorme en el que se dibuja el Distrito Federal. Aquí el silencio se vuele quietud, y mis dudas casi tan grandes como éste colosal edificio en Buenavista. Sigo sin saber qué hago aquí. Rodeado de millones de libros que triste y seguramente no serán leídos. ¿Cuántas historias, ideas, personajes y conocimientos yacen en éste lugar? ¿Cuántos serán ya no leídos, sino tan siquiera hojeados? ¿Existe el consuelo para tantas maravillas emancipadas en solapas de cartón?.
 
Una nube deja que se asome el Sol, y la mesa en la que escribo se ilumina de vitalidad. Recuerdo (así, de la nada) porque salí de mi casa, transbordé tres líneas del metro y llegué hasta la ex estación de trenes de Buenavista. Sucede que es 2 de enero de 2007 y sigo esperando que una historia lo suficientemente cautivante llegue hasta mi. Que me sacuda todos los sentidos. Que me aprisione para siempre. Que me obligue a escribirla.
 
He escrito muchas cosas (artículos, cuentos, poemas, etc), pero nada que parezca una Novela. Y ahora, justo cuando me encuentro en la sección de ‘Literatura Mexicana’, el cosquilleo en mi conciencia se hace más insoportable: quiero escribir una Novela. No por presunción o arrogancia, sino por necesidad. Dudo aguantar un par de meses sin empezar a trabajar en el que de verdad es el proyecto de mi vida.  
 
Miro tantos libros en ésta biblioteca, que apenas puedo controlar la idea de que tantos autores hayan conseguido mi sueño y yo no sea capaz de ni siquiera toparme con una ‘buena idea’. Peor aun, en el colmo de mi estupidez me angustia que, de algún día lograr crearla y publicarla, no llegue a ser leída por nadie y termine, como tantos ejemplares aquí, en el olvido.
 
La inmensa Ciudad. La inmensa Biblioteca. De encontrar la inspiración debería estar aquí. Entre el surrealismo y las historias que tienen eco y vida propia. Aunque sea en una hoja que nadie lee. Empieza el año. Otro más de buscar armar, con trocitos de todo, el antídoto para matar al monstruo que cada noche viene hasta mi y desbarata mis sueños. 
 
Cae el Sol. Como siempre el tiempo me come. Abandonaré la biblioteca y me perderé en algún otro rumbo, aun sin definir de la ciudad, en busca de historias, de gente, de vidas. Que la mía aun no me alcanza para contar nada.
Anuncios

Ninguna respuesta to “Palabras perdidas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: