el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

El maldito Hi5

Afuera la noche estaba espesa. Más obscura de lo normal. Eran las primeras horas de un domingo que francamente pintaba igual que el de hace siete, catorce, veintiún días ¿Acaso importa? Sucede que estaba de mal humor, pésimo diría yo. No porque haya tenido un día difícil o alguien me hiciera enojar. Digamos que acababa de recibir mi castigo por curioso.
 
Y es que nomás me acuerdo de esa noche, y me vuelve a hacer daño. Por meritito gusto, a veces soy medio masoquista.
 
Esa noche no podía dormir, pero tampoco quería ni leer, ni escribir, ni ver las mismas películas para adultos que tan amablemente los sistemas de cable programan los fines de semana. ¿Qué hacer cuando todo mundo duerme y tú no puedes, más aun, tratándose de un domingo que apenas nacía? Muchos dirán que salir a divertirse. En una ciudad tan grande como el DF abundan lugares de mala muerte, tugurios, tables dance, bares, antros o cantinas en los que sin problema podría entrar a la 1 de la mañana. Podía pero no lo hice. En parte por flojera, tacañería y falta de algún amigo que quisiera acompañarme a sendas horas nocturnas.
 
Decidí entonces, matar aquel tiempo de insomnio en Internet. Prendí la computadora y cinco minutos después recorrí una a una las paginas que normalmente suelo frecuentar esperando encontrar algo que me entretuviera mucho tiempo, o ¡qué mejor!, hiciera que el sueño se reconciliara conmigo y como buena amante, me llevará a la cama inmediatamente. Sitio tras sitio, y más entretenido que yo, el insomnio seguía ahí. Dieron las tres de la mañana y yo con el ojo bien abierto. Entonces que se me ocurre entrar al Hi5. Y ahí se jodió (más) la noche.
 
El Hi5 es un sitio de Internet en el que cualquier usuario pude crear una página personal. Una vez registrado, se tiene la posibilidad de publicar gustos, actividades, y de más datos personales, tener una especie de blog, unirse a diversos grupos, buscar amigos que uno ya no frecuenta, agregar nuevos amigos y sobre todo, subir fotos. Partamos del hecho. Todos aquellos que tenemos Hi5 es porque somos un poco entrometidos. Sí, subimos nuestra foto e información, pero a la larga lo hacemos por el mero requisito que nos abrirá las puertas hacia nuestra verdadera intención: fisgonear las fotos e información de nuestros conocidos y de otros miles de desconocidos que en la vida veremos.
 
Mi Hi5 no es la gran cosa. Tiene fotos con algunos amigos, familiares y hasta ahí. Debo de confesar que incluso, a últimas semanas, lo he abandonado un poco, pero bueno, eso, como diría la Nana Chonita ‘es otra historia’. Entre en algunos hi5’s de mis amigos, y en uno de ellos encontré que uno de sus contactos era una ex novia que tuve y por la que literalmente perdí la cabeza, hice el ridículo y perdí casi toda mi dignidad en varias ocasiones. Quienes me conozcan sabrán de quién hablo. Quienes no, ni modo. Los caballeros no tenemos memoria.
 
Esta simpática (pero cruel como el diablo) muchachita, nunca se digno a agregarme en su lista de contactos, a pesar de que varias veces le mandé la invitación vía mail. Según me he enterado, está muy dolida por cosas que yo ni le hice. ¡Ahora resulta que el malo del cuento soy yo! En fin. Tanta grosería de su parte (aquí esta Gabriel, contando su vida que a nadie le interesa) hizo que el amor que sentía con ella se muriera. Tanto que ahora puedo decir que ya no siento nada por ella (¡para lo que la veo!), lo que por supuesto no quita, que en ese momento me diera curiosidad y diera clic en su perfil. Total, ¿qué iba a hacer? ¿cortarme, dejar de hablarme, de verme, borrarme de sus contactos del Messenger? (ups, todo eso ya lo hizo).
 
A su sitio de Hi5 ya había entrado antes. Sólo que ahora está muy actualizado. Demasiado. Para empezar -¿quién dijo que no hay celos sin amor?- me encuentro con dos sendos comentarios de un tal Cesar, (no dije el nombre de la susodicha, pero decir el del tal Cesar me tiene sin cuidado). En sus dos intervenciones escritas, el fulano que ‘según es su primo’ se la pasa piropeándola y llenando de palabras cursis entra las que se encuentra la palabra ‘amor’, que dicho sea de paso, nunca me pareció tan lacerante. Vamos, ¡hasta la invita a comer en puro restauran ‘nice’ de Polanco!. Por si fuera poco, un tal Jesús Merla le da las gracias a ella, por ser tan linda, amable, atenta y casi casi por traer luz a su vida que de seguro, debe ser aburridísima. ¡¡¡Hasta le dio un Five con la figura de un corazón!!! Para rematar, otro comentario de una amiga suya hace alusión a un antiguo amor del que jamás me enteré. El susodicho se llama ‘Jiram’. Ósea, ese nombre de qué es: ¿un Pokémon, un luchador, un platillo de comida japonesa?
 
Ya se imaginaran. Yo estaba que irradiaba felicidad después de leer tanta atrocidad. Lo bueno es que por ella, yo, ya no siento nada. Y eso lo comprobé cuando accedí a sus fotos y casi me da el soponcio. Muchas fotos de viajes, sobre todo al estado de Guanajuato, algunas con sus amigas que son mis amigas y… ¡muchas fotos con otro tipejo! Inmediatamente empecé a pensar si el sujeto ese, flaquillo, con cara de cantante de grupo pop prefabricado de los 90’s era o Jiram, o Jesús o César. Nombres que a partir de hoy, quedan vetados para siempre de mi vocabulario y escritos (salvo cuando quiera lanzar insultos). En sí, se ve que los dos se lo pasan de lo mejor. ¿Dije los dos? ¡Falso!, también había otros muchachones que la abrazaban con singular alegría. Igual y son sus amigos y nada más hago coraje por nada, pero dicen por ahí: piensa mal y acertaras.
 
Seguramente sueno muy ardido. No me importa. Es mi blog, son mis letras y yo hago con ellas lo que se me pega la gana. ¡Faltaba más! Antes le tenía un excesivo respeto y era como una musa para mí. Ahora que finalmente la bajé del atrio de dónde la tenía tengo la licencia necesaria para decirle cuantas cosas quiera. Así de directo y descarado me volviste. Todo el dolor que me causaste me permite hacerte hasta cosas peores.          
 
Me sentía como un invasor viendo esas fotos. Quizá las que más me incomodaron fueron aquellas en las que ella se ve tan profesional y linda. No sé, supongo que esto pasa cuando pierdes a alguien y luego vuelves a verlo, y te parece que en la otra persona todo cambio para bien. Así ella, en muchas fotos se ve más delgada, más guapa, más todo. A todas luces se ve que es feliz y que le va bien. A todas luces se ve que ama a otro. Si como dije, ya no siento nada por ella, qué es esta opresión que siento en el estomago. (Dudo mucho que sean las enchiladas que me comí a medio día).
 
No es amor. De eso estoy convencido. Tal parece que aquel ataque de enojo, rabia y melancolía que me dio aquella madrugada de domingo, obedece más a mi situación que a la de ella. Ahora mismo me siento estancado. Atado a una nada que no me deja ser del todo libre. ¿Por qué de repente siento que todo mundo avanza, menos yo? Todos hacen cosas, todos tienen a alguien, todos son felices. Et moi? Es como esos sueños en los que uno intenta huir de algo, correr, pero simplemente las piernas se vuelven pesadas y cuesta avanzar unos centímetros. Ahora mismo yo tendría que estar haciendo otra cosa: escribiendo una novela, trabajando fijamente en algo, paseando a mi perro con una chica a mi lado, u otra cosa, y no dando lastimas vía Internet. No tienen una idea, pero escribir esto me ha costado mucho.
 
Aquel domingo finalmente pude dormir. Y es que de tristeza también da sueño. Sólo que desde entonces traigo la cabeza atravesada con la idea ya no de la Señorita Nostalgia, ni de su ahora confirmadísimo olvido hacía mi persona, sino con el pensamiento de que estoy oxidado en todos los sentidos posibles. Tanto que cualquier esfuerzo por moverme resulta casi inútil y extenuante. Yo no quería que mi vida fuera así. Yo quería amar locamente. Expresar mis ideas por aquí y por allá. Sacarle risas a la gente. Hacer cosas importantes. No estar atado cada tarde esperando que pase todo sin merecer nada.
 
Soy Gabriel Revelo o lo que queda de él, o los muchos que soy
(el escritor, el lleno de defectos, el ardido, el cínico, el desesperado, el solo, el irónico, el niño que aparenta ser muy maduro y otros que no vinieron)
y por hoy, saque mis demonios a pasear en una hoja de papel. Tenía que sacar lo que siento o iba a explotar.
 
Para eso sirve la literatura.

6 comentarios to “El maldito Hi5”

  1.  
     
    Hola individuo, creo q ya tienes idea de quien soy, y pues yo aqui husmeando un rato en los space de los demas, en lo q me entra el sueño, esta entrada me parecio muy interesante, xq te aseguro q no eres el unico q le pasa, el internet es un alma de dos filos, te libera y te apriona, dejate ser un dia, el ser la persona que deseas, no lo digas +, solo hazlo!.
     
     

  2. Hola Gabriel
     
    Estoy en uno de esos dias, en que por mas que se busca algo que hacer mientas tanto… y encontre este espacio y que crees, me parecio interesantisimo…creo que pocas personas se toman el tiempo para relatar cosas realmente llenas de vida cotidiana y tan llenas tambien de expontaniedad…me interesaste mucho de tal manera que perdi mi hastio y estoy tratando de leer todo para conocerte un poco mas…
     
    gracias por actualizar tu espacio…
    val

  3. Tuve que regresar a decirte  que si que eres valiente…por aceptarl y decirlo…no todos podemos… todavia…creo que es el principio de todo…debes quererte mas aun por cada golpe que recibas, por cada fracaso que encuentres…amarte mas…y creer que puedes, por dificil que resulte… Y asi sera….Adelante  y mil estrellas nacientes para ti…

  4. valery:
    (siempre me gusto el nombre de valeria, se me hace muy elegante y femenino)
     
    de verdad muchas gracias por todos los comentarios q hiciste en varias entradas, me alegra q hagas tuyos algunos de mis escritos, que para eso son, para q los adaptes a tu propia historia, a tu propia vida. la idea es q al final terminen siendo más de quién lo lee que mios.
     
    en fin, te agradezco las mil estrellas nacientes…
     
    cuídate mucho, nos seguimos leyendo…

  5. muy interesante lo que escribes, que bueno que hay gente como tu que relata sus sentimiento, de alguna forma uno se identifica contigo y puede ver las cosas de su propia vida de una manera mas fria e inteligente.mil estrellas nacientes para ti

  6. jajajjajajaa diooos q risaaaa esta buenisiiiiimo a mi me pasa eso muy seguido jaja!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: