el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

El regreso del hijo prodigo

¡Es Hugo!, ¡Sánchez al Tri!, ¡El pichichi cumple su sueño!, fueron algunos de los encabezados que el día de ayer circularon por los principales medios nacionales. Y si, Hugo Sánchez, el mejor futbolista mexicano de todos los tiempos, cinco veces campeón goleador de la liga española, mítico jugador del Real Madrid y técnico bicampeón con los Pumas de la UNAM enfrenta un nuevo y apasionante reto en su carrera: ser el Director Técnico de la Selección Mexicana de Fútbol. 
 
Dicen que en México los dos trabajos más difíciles son los de Presidente de la República y el de Técnico de la Selección. Debe ser cierto. Ambos te garantizan el jamás dejar contento a todos y ser juzgados día y noche por cientos de mexicanos que ingenuamente creen que de ser ellos los responsables, harían mejor las cosas. En tales circunstancias sólo un loco o un triunfador aceptaría un reto de esta magnitud: Ese es Hugo Sánchez. Odiado por unos, idolatrado por otros, pero nunca desapercibido quién acepta éste nuevo reto y sin recato ni tapujo alguno dice ‘podemos ser campeones del mundo’.
 
Para ‘ser’, primero hay que ‘creérsela’. Hugo siempre lo ha hecho. Se creyó que jugaría en Pumas, después creyó que podría destacar en el fútbol español. Se creyó el mejor… y lo fue. Así, sin empacho alguno deseó ser el estratega nacional. Y de nuevo lo logro.
 
Debo confesar que nunca me gusto que atacara a Lavolpe y le hiciera la vida imposible cuando el argentino era el técnico de la selección. No me pareció correcto su comportamiento ególatra de criticar por todo a su llamado ‘enemigo’. No obstante, estoy seguro de que hoy es el turno de Hugo: por justicia, por necesidad, por ganas de creer y de sumar sueños a un triunfador cuya principal arma es precisamente esa, soñar.
 
A fin de cuentas para que seguir escribiendo si todo se resume en que estoy emocionado. Amo el fútbol. Amo a mi país. Vibro con cada encuentro de la selección. Vienen muchas competencias, viene una nueva era en la selección nacional, quizá no del clásico ‘si se puede’, sino del ‘pudimos’. Quién mejor que Hugo. Le deseo la mejor de las suertes.
 
Desde ahora mi playera verde espera ansiosa la hora de apoyar al equipo de todos. Falta poco.     
Anuncios

Una respuesta to “El regreso del hijo prodigo”

  1. ¡A huevooooooooo!…Disculpa el lenguaje, pero no puedo expresarlo con menos emocion. 😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: