el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

El tiempo pasa

estaba harto de que me relagaran relojes porque me hacían pensar…y contar.
me preguntaba… ¿te están mandando un mensaje?
¿realmente son capaces de mandarte mensajes tan sutiles?
y/o… ¿realmente eran capaces de mandarme ellos mensajes tan obvios?
¿hay vida en marte?
siempre amé profundamente las posibilidades porque me sentía menos solo.
me desespera darle tantas vueltas a las cosas y aún así tener la sensación de que no me entero…
música… eso… voy a escribir… sin acordarme de que no se nada… sin pensar… sin el pensamiento…
solo sentir… y darme una vueltecita por ahí… por esos mundos que flotan y se libran de necesitar…
y creíamos que eso era lo mas cerca que íbamos a estar del caos… hasta que conocimos a la madre del caos… ¿es posible que Dios no exista? porque si resulta que no existe "eso" en la muerte…
si no hay nadie que no sea más compasivo ni más inteligente ni más justo… ni más limpio…
que nosotros los seres… o estamos humanos.

si no hay un infierno que justifique las guerras.
si me dices que no hay nadie en eso y eso es nada…
si me dices que aquí acaba todo y después silencio…
y me quieres consolar con un "no te olvidaremos"
…entonces me pones triste.
morir no puede ser tan aburrido como cuidarse.
no hay nada que me ponga mas triste que el aburrimiento.
Dios, es increíble como cobran sentido las palabras,
el tiempo les va dando el peso
y deja de llevárselas el viento…
total, que no me gustan los relojes
¿cómo hacer para decirles que no me regalaran más relojes sin que se molestaran
… y así no perjudicar la etapa de confianza y sinceridad (recién estrenada en algunos casos
y sólida-vital en otros)?
se me ocurrió preparar caminitos de velas simulando veredas… y…
pero opté por buscar una flor… cualquiera,
a cualquier flor.
y no la encontré…
por qué no pueden ser flor y cualquiera…
al mismo tiempo… (y ¿por qué no?…)
(porque nadie quiere ser cualquiera, ni quiere ser todos y ninguno…)
porque no pueden ser flor y cualquiera…
si hay alguien que las desea…
noooo… seguro que era abril.
total, que corté una flor (esto ya lo he vivido yo… ja ja)
y me pareció increíblemente frágil,
leve hasta ese punto
en que casi te cuesta retener su recuerdo…
(la mano suda… el grillo copula).
te dejé unas canciones en el aire
…por favor, silencio
el aire…
los verdaderos regalos no pesan…
y aun así no se los lleva el viento.

(Alejandro Sanz)

* Este es uno de sus pensamientos más profundos e interesantes que el cantautor español ha escrito. Me da una envidia tremenda no haber sido yo quién escribió esto, aun así, leerlas es un placer. Sirvan sus palabras llenas de poesía e inteligencia como preámbulo de ‘A la primera persona’, sencillo que será lanzado a nivel mundial el próximo 25 de septiembre y que formará parte de su nuevo disco "El Tren de los momentos”. El maestro está de regreso.

Anuncios

Ninguna respuesta to “El tiempo pasa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: