el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

Traficantes universales de la fe

“En ese ‘santuario del robo’ vi personas que realmente fueron buscando una solución a sus problemas. Personas a las que van a terminar por quitarles el poco dinero que les queda en nombre de Dios.”

 

Como casi siempre, tengo más preguntas que respuestas. Hoy hablaré de temas religiosos, por lo mismo tendré que tener cuidado de no rebasar las líneas del libre albedrío y tratar de pisar seguro para no herir la susceptibilidad de nadie.

 

Soy católico. Aunque no asisto a misa regularmente, intento ser una buena persona y hablar lo más seguido con Dios, de quien dicho sea de paso, nunca he dudado de su existencia y poder omnipotente. Respeto todas las creencias y religiones, pues sé que cada cabeza es un mundo y a la vez, nadie posee la verdad absoluta.

 

Hasta aquí todo bien. Sin embargo, desde hace más de un año la existencia de la llamada ‘Iglesia Universal del Reino de Dios’ me ha llamado mucho la atención. Todo comenzó a mediados del año pasado, cuando jugando a media noche con el control remoto de la televisión sintonicé canal 4 y me encontré con un programa llamado ‘Pare de sufrir’, en la que un sujeto de marcado acento portugués, al que todos llamaban ‘Obispo’, hablaba vía telefónica con personas del público que sufrían y pedían sus consejos y oraciones. En un principio me pregunte que demonios estaba viendo, luego hasta lo encontré gracioso. Noches después volví a encontrarme con el mismo programa, y fue entonces cuando las preguntas comenzaron a llegar.

 

Era indudable que este programa de tres horas de duración, es un espacio publicitario pagado por esta secta religiosa. La escenografía del set y el nivel de producción que maneja es absolutamente profesional. ¿Quién paga todo esto, si supuestamente en este culto no se le pide ni un centavo a sus fieles?. Que me pasen la receta para poder costear un programa así, de lunes a domingo y en televisión abierta. Semanas después, en esta misma emisión, los llamados ‘Obispos’ (había otros sujetos que se hacían llamar así, todos con acento portugués) hablaban sobre la importancia del dinero, decían que Dios no quería que viniéramos a sufrir a esta tierra y que el deseaba nuestra prosperidad de bienes. Esto me llamó poderosamente la atención, comúnmente los discursos y charlas de estos sujetos giraba en torno de la economía y los negocios, lo mismo sucede en su sitio de Internet. ¿Por qué este interés por lo económico? ¿Por qué también organizan viajes a medio oriente? ¿Por qué cada vez hay más templos, no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país?.

 

El colmo llegó meses después, cuando en una dependencia de gobierno accidentalmente escuche una conversación en la que dos sujetos defendían a capa y espada a este culto, y compartían sus experiencias en las reuniones a las que asistían. Esa misma conversación me hizo saber que la ‘Iglesia Universal del Reino de Dios’ también cuenta con espacios radiofónicos y escritos. Ocasionalmente veía el programa sólo para encontrar más incoherencias, como invitados a los que supuestamente la fe de los obispos había ayudado y que misteriosamente, también hablaban con acento portugués.

 

Y así, como por casualidad encontré que este culto nació en Brasil. Fue fundado por el estafador ex presidiario Edir Macedo Becerra el 27 de julio de 1977. Poco a poco fue extendiéndose por todo el país y el sur y centro de América. Y ahora la plaga esta en México, encontrando un caldo de cultivo ideal: Pobreza, miseria y un pueblo fervientemente creyente. Leyendo me enteré de que en estos templos te venden de todo a precios exorbitantes (por ejemplo, biblias a 2000 pesos), que entrevistarse con algunos de los obispos es casi imposible y que en general, se sostienen de estafas.

 

Por eso, hace dos días me encontré por accidente con uno de estos templos. La curiosidad me ganó, entré y me encontré en medio de un ‘rito para pedir por la unión de la familia’. Un joven adulto, de acento portugués, dirigía la ceremonia. Los asistentes, en su mayoría gente de escasos recursos, cantaban, rezaban y aplaudían fervientemente. Una señora de la tercera edad que estaba a mi lado lloraba conmovida. La ceremonia termino minutos después, tiempo suficiente para indagar que el dichoso templo (ubicado a lado del metro Xola) estaba perfectamente arreglado, con sillas y bocinas nuevas. En conclusión, se notaba que se había invertido una buena cantidad de dinero en ese lugar. En un volante que recibí en el templo, encontré parte de la explicación: El próximo domingo sería la oración de la ‘Cruz del poder’, ritual que nos libraría de las energías negativas y nos haría encontrar la paz y estabilidad que nos libraría de nuestros problemas. Había que llevar la cruz el domingo. La cruz, según averigüé, la venden y por cierto, no es nada barata. Una vez terminada la ceremonia, debes devolverla. ¡Claro! ¡Si piden dinero por cualquier chuchera ‘milagrosa’ ya no es tan difícil salir en televisión!

 

Esa mañana salí indignado del dichoso templo. Me molesta mucho que jueguen con la fe de la gente. En ese ‘santuario del robo’ vi personas que realmente fueron buscando una solución a sus problemas. Personas a las que van a terminar por quitarles el poco dinero que les queda en nombre de Dios. ¿Qué pensará el verdadero Dios de estas personas?. No lo sé, al menos a mi me dan asco. Como dije, respeto todas las religiones y cultos, más no los negocios fraudulentos e hipócritas que abusan de las desgracias ajenas. Actualmente hat investigaciones gubernamentales en su contra en ocho países. Algunos pastores han sido expulsados de diversos países por desobedecer la leyes de migración. 

Hasta aquí dejo este tema, dejándolos con uno de los preceptos de su doctrina, con la cual yo NO estoy de acuerdo en lo absoluto:

 

La pobreza es del diablo:

Promueven el "Evangelio de la prosperidad", diciendo: "Yo no sigo a un Dios pobre. Si su Dios es pobre, es porque sus pensamientos son pobres (…) La pobreza es del diablo; no de Dios" (Universal News #7, p.2).

 

Ninguna respuesta to “Traficantes universales de la fe”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: