el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

Una carta

Querido Dios:

(quién quiera que seas)

 

No lo he querido reconocer, pero esta noche, necesito escribirte; de todo, de nada. Quizá te hable de secretos que ya sabes, ó de verdades que desconoces (aunque sé, que esto es imposible tratándose de ti). Quizá me encuentro triste, y por eso escribo sobre ti. Quizá te hablo, esperando que me hagas entrar en razón.

 

Ya no quisiera hablar de lo mismo de siempre, de estos mis dolores que tan bien conoces y que son la causa de tantos desvelos y altibajos emocionales. Perdona Dios, y que perdone ella, si vuelvo una y otra vez a enredarte en la furia de este corazón mío al que le cuesta mucho olvidar. Presiento que a estas alturas te encuentras decepcionado de mí, y esto me asusta, pues aunque sé que tu amor es infinito yo siempre termino fallándote de muchas formas.  No fue mí intención, pero ya ves, mi estrategia de vida falló y en lugar de que cada día mi alma y espíritu crezcan para ser a tus ojos, una buena persona; pareciera que busco lo contrario, y al final sólo he sido capaz de perder a causa de mis defectos a la gente que más he querido. No sé, hay veces que siento que estorbo.

 

Dicen que para comprender a los demás, lo mejor es ponerse en el lugar de los demás. Y con todo respeto, me gustaría que de vez en cuando tu hicieras lo mismo Dios mío. Que te dieras cuenta que todo esto no es algo que yo busqué. El ver a las personas  que quieres tan distantes siempre es difícil. Hay veces que te necesito desesperadamente, y no sé ni siquiera por qué. Talvez porque me da rabia que mis sueños se esfuman como una tarde de primavera. Regresa Señor mio, pues tengo mucho miedo y no sé ni por qué, guíame en la oscuridad y enséñame a ser una buena persona. Te entrego mi vida para que dispongas de ella. Pero por favor, no me dejes en este abismo donde no puedo encontrarte. ¡ay Dios!, que mi alma esta herida de muerte, y no puede seguir cometiendo los mismos errores de siempre.

 

 

 

Yo, el de siempre.

2 comentarios to “Una carta”

  1.  Que bellas palabras, llenas de amor y sentimiento, sin duda eres grande de espiritu.

  2. Cuantas veces? he estado yo haciendo lo mismo…No necesito ponerme en tu lugar porque tan solo de leerte parece que me estoy escuchando… Que sentimientos transmiten tus escritos…Si no los conociera  pensaria que solo los transcribes…
    cuidate mucho!! y mil estrellas nacientes para ti!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: