el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

El abandono, Paola y yo.

 

 

Lentamente y de forma casi inaudible

Paola me susurra al oído que me ama.

Quiere invitarme a pecar,

a probar sabores prohibidos

en su cuerpo que hoy es un templo al deseo.

 

Tomándome entre sus brazos me lleva de aquí para allá,

al  tiempo en que con sus manos recorre mi cuerpo inmóvil.

Me gustaría al menos, corresponderle con una sonrisa,

una palabra, un halago…

 

Para mi es un honor, señorita Paola,

que esta noche desahogue sus soledades en mi.

Y quisiera agradecerte, que en estos momentos,

tus cálidos labios rocen la frialdad de los míos. 

 

Me encantaría decirte que desde hace años te amo,

aun antes de que me contemplaras como tu compañero de placer.

 

Desearía,

al menos por esta noche, no ser un maniquí.

 

 

 

Gabriel Revelo

Noviembre 2005

Ninguna respuesta to “El abandono, Paola y yo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: