el incomprensible mundo de gabriel revelo
Just another WordPress.com site

mujer de sonrisa celestial (versión 2)

-dueña de ti misma,

con ese rostro angelical,

¿Quién no querría volar?

 

 

Una vez más sábado en la noche, y yo, que no soy muy fanático de las salidas nocturnas, de pronto me encuentro inmerso en una de estas fiestas llenas de música, tequila, juventud y descontrol. El motivo, me explican, convivir y pasarla bien.

 

Llegué sin buscar gran cosa, y te conocí. O mejor dicho te descubrí. Pues pocas veces me había detenido a contemplarte tal cual eres. Tu nombre lo sabía, aunque jamás imagine que la sinceridad de tu risa y tu sonrisa tuvieran la capacidad de borrar las penas de mi corazón.

 

Aquella noche, la demencia de esos bailes llenos de nostalgia provocaron que mis ojos cayeran fulminados por tu elegante presencia. Sincera te acercaste, me regalaste una sonrisa (como tantas veces) y seguiste brillando con el encanto de tu vitalidad, dueña de todo lo que tocas.

 

Me apresure a buscar una bebida para calmar la sed que intempestivamente me provocó la caricia de tu voz. No tiene caso mentirte, y menos cuando se habla del pasado. Tu presencia y el solo hecho de mirarte me dejo hipnotizado, pasmado, y para colmo, enojado conmigo mismo… ¡yo que jamás creía en el amor a primera vista, ahora estaba como niño ante la chica más bella de la noche!. Nunca antes me había perdido en el movimiento de unas caderas tan perfectas. Jamás imaginé que con sólo mirarte llegaría a conocerte tanto.

 

Tu cabello rizado, esa sonrisa celestial, esos ademanes traviesos, y tu aroma de flor al amanecer dieron a mi noche un toque provocador.

 

Y te conocía más, y conforme el ir y venir de ritmos te mostrabas frente a mis ojos. Bajé la guardia, decidí buscarte, adopte una postura de chiflado divertido y algo interesante. No sé si por momentos capte tu atención o solo hice el ridículo (prefiero quedarme con la primera versión de mi historia).

 

Por circunstancias y casualidades de la vida platicamos y descubrimos que tenemos algunas cosas en común, momento en el que comprendí que la noche es peligrosa y juega con nuestras percepciones, engañándonos con sueños de papel que peligrosamente nos alejan  de la realidad.

 

Peligrosa droga es la noche, que por un momento me hizo creer que tú, aquel ángel bajado del cielo, vestida de pasión podrías colarte en mi vida.

 

En medio de la platica, entre palabras, chistes y frases, la palabra ‘mi novio’ escapo de tus labios, y te juro (pa´ que mentir) que mi castillito de arena que apenas comenzaba a construir se derrumbo estrepitosamente.

 

Intente aparentar calma y terminé mi charla contigo, te retiraste del lugar dejando a tu paso una estela de nardos, susurros del amor prometidos a los aventureros de la noche.

 

Más resignado que conforme, tome mi abandonado vaso con tequila y tome uno, dos, tres tragos, sonreí falsamente y me incorpore a la fiesta.

 

Al otro día, domingo a medio día, los efectos de mis excesos nocturnos fueron benévolos conmigo, no así el recuerdo de la chica de la sonrisa encantadora, que ríe cuando me ve y me provoca hacer lo mismo, porque así es ella. Siempre entrega lo mejor de sí, en cada paso de baile, en cada noche…

 

    

 

AUTOR: Gabriel Revelo González

 

Anuncios

Ninguna respuesta to “mujer de sonrisa celestial (versión 2)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: